La ramita de Colibrí Lillith

"Sé tú mismo sin avergonzarte jamas de tus debilidades, ni de tus limitaciones, ni de tu origen, ni de tus capacidades. Sé transparente compartiendo con los demás tu yo profundo, tu rostro interior, tu vida genuina. Transparentar es ser lo más plenamente posible uno mismo ante la mirada del otro, sin máscaras." (El Club de los Poetas Muertos)

martes, septiembre 19, 2006

Salvando a Salvador

Cuando una película que se supone de denuncia, de recuperación de la memoria histórica, te deja frío e indiferente, sospecha. Cuando sales del cine recordando a penas dos o tres frases con contenido político de la misma película, sospecha. Cuando un personaje fusilado por el franquismo, libertario, anticapitalista, revolucionario, se nos presenta como un defensor de los valores democrático-burgueses actuales, sospecha. Así que, ya imagináis, nosotros salimos del cine sospechando. Habíamos pasado dos horas en las que no sentimos que debíamos luchar por un mundo mejor, en los que no vimos a un activista político ni una situación social y económica denunciable. Cualquiera diría que el sistema era malo porque fusiló a un estudiante que pensaba distinto.

La cosa no va así. Esta vez no cuela. Entendemos que el director de este film, los actores, los productores, quienes la patrocinan, en definitiva, viven en su paraíso neoliberal, capitalista, socialdemócrata; pero ése no sería el caso de Puig Antich. Puig Antich era peligroso para el sistema hace treinta años, y lo seguiría siendo actualmente para este sistema. Va más allá, va mucho más allá. No se trata de cambiar un perro en el poder, en la punta de la pirámide jerárquica, para poner otro con distinto bozal. Pero para ellos, que están tan cercanos a esta punta de la pirámide, eso resulta difícil de entender. Por eso nos presentan “esto”, pretendiendo demostrar que las luchas sólo tenían sentido cuando no nos encontrábamos en este paraíso neoliberal moderno, postindustrial, en el que las luchas como la de Puig Antich siguen teniendo el mismo valor y sentido que treinta años atrás.

Sin embargo, nos dan esta imagen vacía de ideas y rancia de inquietudes del joven Salvador. Es un niño bueno, guapo, justo, con moral y valores cristianos burgueses que, como es joven, quiere sentirse rebelde, y se junta con el MIL, un grupo de jóvenes delincuentes que atracaban bancos sin una base sólida. No vamos a creer esta farsa, esta imagen excesivamente manipulada, descafeinada y apolítica de la lucha anti-franquista. Esto no es una recuperación de la memoria histórica. Es un melodrama, una historia familiar, lacrimógena, morbosa, ambientada en los últimos años del franquismo; pero no es ni puede ser una película de denuncia, con contenido y mensaje político, y mucho menos revolucionario. Son simples anécdotas familiares, a menudo sin relación entre ellas, que sólo aportan una lenta simpatía por el personaje, para que el final nos resulte más trágico y soltemos más lágrimas.

Y, a pesar de todo, está en los cines, con la aprobación de miembros de la familia de Puig Antich, con gente muy poderosa y mediática detrás, con grandes jefes de medios de comunicación… y contra esto ¿quién puede combatir? La historia no es, la historia nos la construyen cada día, nos la decoran y pintan a su antojo los de siempre, los que tienen el dinero y los medios. Y esto, esta adaptación ridícula y manipulada de la realidad será lo más revolucionario que podremos ver en los cines, esto es lo que llegará a la gente con un mensaje progre y supuestamente radical y de izquierdas. Hay unas pautas de las que, por lo visto, no podemos salir.

Pero en fin, así es el capitalismo, que lo engulle todo para su propio beneficio. Incluso convierte las luchas de antiguos camaradas o activistas en otro triste espectáculo consumista de lágrima fácil, con un anulador de la memoria histórica incluido. Desde aquí, y con lo poco que puedo aportar, espero que salvemos a Salvador.

13 Comments:

  • At 9/19/2006, Blogger Gudu said…

    Bueno, tu lo has dicho: así funciona el capitalismo, asimila la disidencia y la vacía de contenido. Finalmente, la transición es una época en que se llevaron pantalones de campana (que usted puede encontrar en Bershka), en la que se peinaban como la modelo de la pàgina 16 y en la que se tenían muebles hechos con ladrillos y estantes de pino macizo, como los que puede encontrar en la sección de "hogar".
    Hoy la revolución es aglo distinto y tiene que ver con la toma de conciencia de que estamos en otro punto, una conciencia que algunos ya hemos tomado.
    Enhorabuena...
    te linko también, ¿te parece?

     
  • At 9/20/2006, Blogger Colibrí Lillith said…

    Digo yo que en la Transición de hizo mucho más, otra cosa es que se hiciera tan desde abajo que pareciera no aportar nada a los políticos que estaban re-redactando la Constitución...

    Sí, hoy lo importante es la toma de conciencia pero, aish, una siente que grita al vacío u.u

    Encantada de que te pasees por mi blog ^^

     
  • At 9/20/2006, Blogger Gudu said…

    Lo que digo es sólo que en eso se ha quedado... claro que fue algo más. Pero hoy ya no

     
  • At 9/21/2006, Blogger loganfugado said…

    No he visto la película y, no sé bien por qué, ya me temía ese tufillo que mencionas. Realmente la transición fue un gran paso, un gran foco de luz, pero un foco que, desgraciadamente, aún no ha llegado a todos los rincones.

    Saludos

     
  • At 9/25/2006, Blogger jsrh said…

    Pensaba ver la pelicula, ingenuo de mí pensaba que sería algo mejor... subestimaba la siempre presente manipulación mediática.

    Gracias por la entrada.

    Sigue así.

     
  • At 9/25/2006, Anonymous Kanaima said…

    Un poco como las imagines del Che al estilo Warhol. Los simbolos venden, pero mejor que dejen de simbolizar algo que no sea el consumo.

     
  • At 9/26/2006, Anonymous I Fought The Law said…

    Comienza a desequilibrase la balanza a favor de los críticos. Leo entrevista a Manuel Huerga y me parece tan ñoño y prebraicado lo que dice, que empiezo a creer que se han inventado la mitad de la historia.
    Aunque fijate como es también el capitalismo. ¿A que no tienen ovarios de hacer una peli sobre Julián Grimau? ¿O sobre Txiqui y Otaegui? No los hay. Mucho menos peligroso idelizar y descontextualizar al pequeño MIL, dado que la respuesta a la manipulación es previsiblemente mucho menor. De todas formas, están haciendo un muy buen trabajo desde esa web.
    Saludos

     
  • At 9/26/2006, Blogger Gudu said…

    He visto la peli. Iba sobre aviso después de leer esta entrada y quizá por eso no me ha parecido tan mal. No creo que se pueda decir que se muestra a un Salvador defensor de los ideales burgueses y todo eso más que nada porque no se habla de ideología en toda la peli.

    Por otro lado, y como digo en mi blog (ya de paso os cuelo el anuncio, como he aprendido a hacer gracias a la tele), las imagenes del final de la peli son grandes. En los créditos salen imágenes de Bin Laden, los atentados de Madrid y Nueva York, la guerra de Iraq y yo lo interpreto como una toma de partido por el lado de Bin Laden y de la resistencia al sistema. ¿Cómo sino se entienden esas imágenes ahí? Sólo pueden significar que continua habiendo opresores, nosotros, y gente dispuesta a resistir frente al alúd propagandístico, a la obligación de clandestinidad, a las injusticias del statu quo y que está dispuesta a matar por ello...
    No se como lo veis pero para mi es evidente que poner a Bin Laden después de ver una peli sobre lucha contra el sistema es una forma de tomar partido bastante valiente.
    Hasta luegoooo

     
  • At 9/27/2006, Anonymous I Fought The Law said…

    ¿Como? ¿Los atentados de Madrid? Bin Laden? ¡Pero que mierda es esa!
    ¿Qué pretenden? ¿Hacer ver hasta donde puede llegar el uso de la violencia?
    ¿Una reflexion tan estúpida como la de Natalie Portman tras hacer V de Vendetta, en la que decia que el film era una "reflexion sobre la violencia y el fin y los medios"?
    Estos tios han perdido el norte. Pues no hay luchas y resistencias en el mundo, para que pongan a ese patético invento mediático de la CIA y los mass media.
    He dicho. Salud

     
  • At 9/27/2006, Blogger Colibrí Lillith said…

    Francamente, a mi las imágenes del final me descolocaron xD Las imágenes con las que empieza la película las encuentro muy ideales y buenas, en cambio,

    Así que supongo que lo del final pretendía ser una copia del principio: poner escenas que resuman lo que pasa en el mundo antes y después de Salvador.

    ¿Cuándo se ha dado apoyo a Bin Laden, Al Qaeda o a algún grupo terrorista aquí en España? (¿o desde cualquier medio de comunicación mínimamente importante?) Creo que tu conclusión es algo precipitado, puede que haya quien lo vea así, pero desde luego la intención del director del film dudo mucho que fuese... Vaya, en mi opinión :P

    PD: Podéis seguir con el debate, por mi encantada ^^

     
  • At 9/27/2006, Blogger Gudu said…

    Ya. Tienes razón, es muy imposible y desde luego el director lo negaría si le preguntaran... Pero yo sigo queriendo pensar que es así, que alguien se ha dado cuenta que los antisistema son incómodos para el poder, sea cual sea ese poder y estemos o no de acuerdo con él...
    Llámame iluso pero creo que ninguna persona que hace cine un poco, un poooco, comprometido hace una cosa así porque sí. La gente que sabe de eso sabe que cualquier detalle estético tiene un significado, está pensado, reflexionado y es el fruto de mil y un matices.
    Bin Laden y Puig Antich: burgueses, renegados, demonizados, perseguidos, anti-sistema, carismáticos... no me parece que estén tan lejos, y no me parece malo que no lo estén.
    ¿Seguimos charlando?

     
  • At 10/06/2006, Blogger Lilith said…

    Tenía ganas de ver la película Salvador pero tras leer tu crítica me he echado atrás. Pensaba que al fin podría ver una película que retratase la lucha de base con la importancia, la decencia y la fidelidad histórica que se merece al margen de los acuerdos antinatura que se produjeron entre los distintos partidos políticos que "parieron" la constitución.
    Y yo que pensaba que al fin se estaba recuperando la memoria histórica en este país... lástima que siga existiendo cobardía a a la hora de abordar la lucha social.

     
  • At 10/09/2006, Blogger Usebio Cué said…

    Hola COlibri...celebro que pongas en funcionamiento tu bitácora, de nuevo.

    Desde luego a mi tampoco me ha gustado. Sales del cine con un regusto nortálgico y de lagrimilla, y no vale la pena...como cine-denuncia prefiero Sacco y Vanzetti, que esa sí me pone la carne de gallina.

    Además deja al MIL como unos simples hippis idealistas que no sabían lo que hacían. No es que crea que sus métodos fuesen buenos -eran más bien malos, por minoritarios y arriesgados- pero no pondría en duda su preparación teórica.

    Con todo, la peli no aborda un hecho fundamental: la tesis de que Puig Antich no mató al policía (tesis a la que se agarraba todo el mundo, su abogado incluído). Es una peli poco política, se centra en enseñar la infinita bondad de Antich, su gran apego por vivir plenamente la vida (que no dudo que fuera así, pero el chaval se la jugó por los demás, por una lucha con causa).

    Esta peli debería ser el pistoletazo de salida de más pelis sobre la lucha antifranquista, liderada por el hoy olvidado, odiado y vilipendiado PSUC clandestino -esos "estalinistas", dicen-, que sí encabezó, jugándosela y mucho, luchas más mayoritarias. Pero poniendo también muertos, detenidos y torturados que no merecen, al parecer, películas, ni comentarios ni lágrimas.

    Lo malo es que los directores de cine que tenemos salen sin conciencia política. El ESCAC no es una fábrica de gente comprometida con la historia. Todo es "almibar almodovariano".

    Otros -como Manuel Huerga- se han apropiado de las luchas de los demás, ya muerto en dictador y encaminadas algunas libertades por las que no lucharon ni movieron un dedo. Sus empanadas políticas, que nadie entiende, al final quedarán en agua de borrajas. No pasarán a la historia del cine, sin duda.

    PD: las imágenes finales son desconcertantes. Aunque lo peor es la música de Lluis Llach...

     

Publicar un comentario

<< Home